Contigo web

Somos herederos de una tradición que comenzó con Marcelino Champagnat y hoy, 200 años después, continuamos con alegría, empeñados en hacer de nuestras casas maristas un lugar familiar, sano y protector para los niños y adolescentes que las familias nos confían.