Hermitage, Escuela de educadores. En nuestro horizonte está la sensibilidad de Marcelino Champagnat, que supo detectar las necesidades de los niños y jóvenes de su época, y darles respuesta edificando en L'Hermitage (Francia) una casa en la que pudieran formarse educadores, conscientes de su potencial humano para hacerse acompañantes de los que se inician en el camino de la vida.